PONGA SUS PIES EN VINAGRE POR 15 MINUTOS

Además de ayudarnos a relajar los pies y minimizar las grietas y callosidades, los baños con vinagre de sidra de manzana son un gran remedio para acabar con las infecciones por hongos. El vinagre es un elemento que podemos encontrar en todas las despensas. Además de sus aplicaciones habituales en la cocina, lo usamos para limpiar y desodorizar nuestro hogar y también, por sus propiedades medicinales, lo usamos como ingrediente en eficaces remedios caseros. ¿Se te ha ocurrido alguna vez mojar los pies en vinagre? Mientras lees, el vinagre es una excelente alternativa para tratar algunos problemas en los pies. Sus propiedades van desde aliviar los pies cansados ​​o eliminar grietas en los talones hasta tratar algunas dolencias y tipos de hongos.

Beneficios de remojar tus pies en vinagre El vinagre blanco es el más utilizado y eficaz en los pediluvios por sus propiedades, aunque el vinagre de manzana también es muy útil para paliar algunos problemas.

Veamos sus grandes beneficios de remojar tus pies en vinagre: 1. Alivia los pies cansados Beneficios de remojar los pies en vinagre Si ha tenido que caminar mucho o ha estado de pie todo el día, sus pies estarán cansados ​​y doloridos.

Para aliviar estas molestias, realice el siguiente baño de pies. Ingredientes Agua 1 taza de vinagre (250 ml) 1 taza de sal marina (200 g) 1 taza de sal de Epsom (200 g) ½ taza de lavanda seca (30 g) Proceso Caliente suficiente agua (a una temperatura soportable), suficiente para verter en un tazón grande que pueda cubrir sus pies.

Es muy importante que esté en una posición cómoda para que pueda relajarse durante este proceso. Agrega todos los ingredientes y revuelve por un minuto. Coloque los pies y déjelos en remojo durante unos 15 minutos. Relájate y siente que las molestias en tus pies disminuyen.