Inicio / Marcas / Puedes mantener tu mejor tetera libre de manchas

Puedes mantener tu mejor tetera libre de manchas

Cuando pensamos en limpiar nuestras teteras, la primera pregunta parece ser ¿debemos limpiarlas alguna vez? Hay un debate en curso sobre la limpieza de su hermosa tetera. Algunos amantes del té creen que la tetera debe ser limpiada después de cada uso, y del otro lado del debate están aquellos que creen que la tetera nunca debe ser limpiada. Luego hay un tercer grupo de bebedores de té que creen que limpiar o no limpiar está determinado por el tipo de té que se bebe; su teoría es que si siempre se bebe el mismo té, no hay necesidad de limpiar. Para los bebedores de té que disfrutan de la variedad, la teoría es que hay que limpiar a fondo la tetera después de cada uso o que hay que tener una tetera separada para cada tipo de té.

Personalmente, aunque tengo varias teteras, limpiar la tetera después de cada uso me hace sentir mejor. Preparar el té en una tetera limpia y fresca resultará en un té de mejor sabor. También le dará a la tetera una vida más larga.

Si utiliza teteras de cerámica, de acero inoxidable o de vidrio, los métodos que se indican a continuación harán que su pequeña tetera tenga un aspecto estupendo.

La limpieza regular de la tetera ayudará mucho a prevenir las feas manchas. Además de limpiar a fondo (a mano) después de cada uso, es útil poner la tetera en remojo durante la noche dos veces al mes. Muchas teteras se consideran aptas para el lavavajillas, pero si se les presta un poco de atención especial al lavarlas a mano, se mantendrán bonitas durante más tiempo.

Hay varios remojos nocturnos que son muy eficaces. Los dos baños que he usado personalmente son: 1) el baño de vinagre y 2) el baño de bicarbonato de sodio.

Con el remojo de vinagre, pongan una taza de vinagre en la tetera y luego agreguen agua hirviendo hasta que esté llena. Dejar en remojo toda la noche. A la mañana siguiente enjuagar bien con agua tibia, secar el exterior con una toalla y dar vuelta la tetera para que se seque bien.

El remojo con bicarbonato de sodio también es simple y efectivo. Ponga cuatro cucharadas de bicarbonato de sodio en la tetera y añada agua hirviendo hasta que se llene. Déjela en remojo durante la noche y a la mañana siguiente enjuague bien con agua tibia, seque el exterior de la tetera y póngala boca abajo para que se seque completamente.

Si su tetera es de porcelana, peltre, hierro fundido, arcilla o plata, por favor siga las instrucciones especiales para el cuidado y la limpieza de estas teteras tan especiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *