TOMA AGUA CON LIMÓN EN AYUNAS Y TU CUERPO CAMBIARA.

Beber todas las mañanas, en ayunas, agua tibia con limón es considerado un buen hábito. ¿Por qué hacerlo? A continuación te decimos todos los beneficios que aporta esta bebida a tu organismo.

El agua es esencial para la salud, está entre las recomendaciones principales para seguir una dieta, puesto que ayuda a perder peso y a mantenernos hidratados. Por ello, la cantidad de agua que se consume al día cobra especial importancia.

En concreto, beber el agua suficiente, es decir, entre 2 y 2,5 litros diarios, ayuda a cuidar los músculos y las articulaciones, mejora la salud de la piel, aumenta el rendimiento físico y cognitivo, favorece la absorción de nutrientes, combate las infecciones o reduce el riesgo de problemas cardíacos.

Muchas veces utilizamos el limón como condimento natural para realzar el sabor de nuestros platos, pero si fuéramos realmente conscientes de todas las propiedades que contiene lo incluiríamos más en nuestra dieta. Una de las formas con la que más nos podemos aprovechar de todos sus beneficios es tomando agua tibia con limón por las mañanas.

Simplemente hay que añadir el zumo de medio limón a una taza de agua tibia y en poco tiempo comenzaremos a descubrir sus beneficios en nuestro cuerpo. Eso sí, para poder beneficiarnos de todas sus propiedades es importante que los limones sean naturales.

El zumo de limón tiene una gran poder diurético y depurativo, por lo que es ideal para combatir la retención de líquidos y para eliminar toxinas e impurezas.

Los limones son ricos en fibra pectina, que ayuda a mantener la sensación de saciedad evitando el picoteo entre horas y crea un ambiente alcalino en el cuerpo que ayuda a perder peso más rápidamente. Además ayudan a regular nuestro metabolismo. Por estos dos motivos fundamentalmente es una bebida ideal para tomar en ayunas.

AYUDA A LA DIGESTIÓN

El limón estimula el hígado para producir más bilis, creando una digestión más sana.

El zumo de limón en ayunas ayuda a regular los niveles de PH en nuestro sistema digestivo y combinado con el agua tibia resulta ideal a la hora de aliviar trastornos digestivos comunes como el ardor de estómago, gases y distensión